Estos últimos días hemos estado trabajando en un Amels de 58 m construido en 2006. El proyecto ha sido corto y, a priori, poco glamuroso, pero es un trabajo necesario que a menudo se pasa por alto: revisar y probar los equipos electrónicos.

017-1_AstridConroy_web

Sketch del yate en cuestión

Antes de empezar la temporada de verano (en que el barco se usa de manera más intensa) seguro que revisas el motor, las baterías, el material de seguridad y salvamento… Todo debe estar en perfectas condiciones. Pero ¿y los equipos electrónicos? Teniendo en cuenta que fiamos en ellos toda la navegación, no deberíamos olvidarnos de ellos.

Por eso en Medenisa realizamos las correspondientes pruebas de funcionamiento y revisión de los equipos electrónicos a bordo. Se trata de revisar toda la instalación: desde la antena hasta el propio equipo (y sus repetidores, si los tiene), incluyendo el cableado y las cajas de conexiones. Hay que comprobar que todos los elementos están en buen estado, y que la señal llega al equipo correctamente. Igualmente hay que asegurarse de que, una vez le das al botón”ON”, todo funciona como debería, es decir, que el equipo hace su trabajo y este se muestra en las pantallas de manera adecuada.

Estas pruebas son especialmente importantes si se va a llevar a cabo el desmontaje de algún equipo (por ejemplo para llevarlo al servicio técnico, o para recolocarlo en otro lugar, o para pintar la zona en la que está). Así nos aseguramos de que los equipos funcionaban bien antes de desmontarlos.

En caso de no hacer la prueba, imagina que se ha desmontado el equipo, y cuando lo vuelves a montar no funciona. Primero te vuelves loco reconectando unas cuantas veces, y asegurándote de si lo has hecho todo bien. Con suerte, todo quedará en un susto y el equipo terminará por funcionar. Pero ¿y si no? Será imposible saber si el equipo ya estaba estropeado antes de desmontar, o si sufrió algún desperfecto durante el proceso de desmontaje, traslado, almacenamiento y montaje final. Inevitablemente la cosa acaba en discusiones, enfados y, en el peor de los casos, dinero perdido.

017-2_AstridConroyMY_4_edit1-1024x1024

Aquí vemos la zona principal de trabajo en este tipo de proyectos: la cubierta alta (no sin razón se la suele llamar Monkey Deck) y el mástil con luces y antenas

En el caso de este barco en cuestión, revisamos y probamos todos los equipos electrónicos a bordo. La mayoría los puedes ver en la imagen inferior:

  • Domos: antenas para Inmarsat y TV vía satélite
  • Radares
  • Cámaras: circuito cerrado (CCTV) y vigilancia (termográficas)
  • Antenas: VHF, BLU (Banda Lateral Única), GPS, AIS, TV terrestre, Navtex
  • Equipo de viento
  • Además también se revisaron las luces de navegación y los focos de búsqueda

017-3_AstridConroyMY_5_edit1-1024x1024

Así pues, ¡no olvides realizar estas revisiones por lo menos una vez al año!