Tienes un amigo que trabaja en [pon aquí el nombre de una empresa] y te recomienda un producto suyo. Digamos un radar; o un piloto automático. Tú lees las especificaciones, y empezamos mal: dicen que el producto en cuestión es para barcos de hasta 60 pies, y tu barco, por suerte para ti, es un 30 metros. ¿Qué hacer?

Todos sabemos cómo funciona un piloto automático:

  • El barco se mueve (¡oh!): cabeceos, guiñadas y balances hacen que se desvíe de su curso
  • Al piloto automático se conectan los aparatos que miden esos movimientos (compás, giroscópica, tacómetro, GPS…)
  • Se le da además, como dato de entrada, un rumbo prefijado a seguir
  • El piloto automático contiene un ordenador que calcula, con todos los datos recibidos, cómo se tiene que mover el timón para que el barco mantenga el rumbo
  • Con esos cálculos, el piloto automático reacciona, mandando señales a la bomba hidráulica que acciona los pistones que a su vez mueven el servomotor

Así pues el timón está movido por el servo, que está movido por la bomba hidráulica; esa bomba (el brazo ejecutor) recibe las órdenes desde el ordenador del piloto automático (su cerebro). Pero ¿qué pasaría si la bomba no tuviera capacidad para ejecutar las órdenes que recibe? Eso puede suceder si el timón tiene que reaccionar demasiado a menudo, o demasiado rápido, o durante demasiado tiempo; o si el barco es demasiado grande.

Conjunto de piloto automático de Garmin https://buy.garmin.com/en-GB/GB/marine/autopilots/ghp-reactor-hydraulic-autopilot/prod501324.html#gallery-dialog : pantalla, computadora, unidad de control electrónico, cableado

Conjunto de piloto automático de Garmin: pantalla, computadora, unidad de control electrónico, cableado

Tal vez ya te haya pasado: en caso de mala mar, el piloto automático se queda bloqueado porque el barco se mueve demasiado, y la bomba hidráulica no tiene suficiente capacidad para hacer frente a tanto trabajo. Por eso es tan importante saber qué equipo tenemos que instalar a bordo: no es lo mismo uno para barcos de recreo, que uno de uso profesional (es decir, uso intensivo); no es lo mismo uno para navegar unas horas el domingo, que uno para cruzar el Atlántico.

Instalación hidráulica de un piloto automático: Rueda del timón (7), bomba hidráulica (4), líneas hidráulicas de estribor (2), babor (5) y retorno (3), cilindro del servo (8). Fuente: Garmin

Instalación hidráulica de un piloto automático: Rueda del timón (7), bomba hidráulica (4), líneas hidráulicas de estribor (2), babor (5) y retorno (3), cilindro del servo (8). Fuente: Garmin

El consejo general es seguir las recomendaciones del fabricante: si dice que es para veleros de 60 pies, será por algo… Para escoger tu piloto automático deberás tener en cuenta dónde y cómo lo vas a usar:

  • Motora o velero
  • Medidas del barco (eslora y desplazamiento)
  • Planeadora o barco de desplazamiento
  • Instalación en la bañera (más sencillos, más baratos, pero es fácil que se estropeen: sal, agua, y corrosión pueden estropear cualquiera de los componentes)
  • Instalación bajo cubierta (más caros, pero mucho mejores)
  • Horas de uso, tanto en general (en un año, por ejemplo) como en servicio continuo (dos horas para llegar a esa cala que tanto te gusta; o una semana para llegar a Bahamas)
  • Integración con el resto de equipos a bordo (GPS, radar, cartas electrónicas, etc.)

También tendrás que decidir para qué lo vas a usar: ¿para regatear, para pescar al curri, para excursiones cortas a 40 nudos…? Y desde luego te interesará que el piloto automático funcione bien en condiciones duras, cuando necesitarás las manos para otras cosas, lejos del timón. Por eso es muy importante no quedarse cortos al elegir un modelo, sobre todo en lo que se refiere a la capacidad de la bomba hidráulica. Si te quedas con uno en el límite que corresponda a tu barco, probablemente sufra cuando le exijas un trabajo continuo en un mar duro.

Igualmente la parte electrónica (y la eléctrica, si el accionamiento del servo es eléctrico) debe tener la capacidad adecuada: tanto el circuito que alimente al servo como el procesador del piloto automático requerirán de una potencia y una corriente eléctrica que aumentará a medida que el servicio sea más exigente. También por ese lado el aparato puede colapsarse si es demasiado pequeño.

¿Quieres instalar un piloto automático y te queda alguna duda? ¡Contacta con nosotros y estaremos encantados de ayudarte!