En marzo y abril hemos estado trabajando en un 54 m construido en 2006 en los astilleros turcos Turquoise Yachts. Este yate está en Barcelona para realizar un extenso refit, y en Medenisa nos hemos encargado, lógicamente, de la parte electrónica.

Sketch del yate en cuestión

Sketch del yate en cuestión

En este caso hemos realizado pruebas diversas a los equipos electrónicos a bordo, algunos de los cuales se han renovado. De estas pruebas ya os hablamos hace un par de semanas. En el caso de la instalación de nuevos equipos las pruebas también son importantes, para comprobar que los nuevos equipos se van a incorporar a una instalación que funciona correctamente. En este caso hemos instalado:

  • Dos grandes domos con antenas para TV vía satélite
  • Dos antenas para Inmarsat C
  • Dos antenas para 4G
  • Un sistema Navtex para recepción de avisos meteorológicos y de navegación
  • Un punto de acceso WiFi para distribución de señal sin cable por el barco

Lo interesante de este proyecto es que fue el cliente quien compró directamente los equipos, y nosotros hemos realizado la instalación. Esto es habitual hoy en día: los fabricantes suelen dar unos precios recomendados, y muchos distribuidores los venden con buenos descuentos, sobre todo online. Por eso mucha gente suele optar por comprarlos directamente, ahorrándose unos euros, y confía solamente la instalación a los técnicos.

Es difícil que surjan problemas de incompatibilidades entre equipos, pero encontrarnos con los equipos ya comprados a veces nos complica un poco la tarea. ¿Por qué? Básicamente porque es difícil separar la parte de la instalación que corresponde al proveedor del equipo con lo que es puramente la instalación “física” del resto de elementos. En este proyecto en particular tuvimos que resolver los siguientes problemas:

  1. Los cables de las antenas de TV tampoco los suministrábamos nosotros; estos cables tenían que llevarse a la estación de radio, excepto uno de ellos que tenía que llevarse hasta un multiswitch (dispositivo que distribuye la señal a varios receptores). Pero el punto en que se iba a colocar el multiswitch no se había definido, por lo que por un lado los trabajos podían sufrir retrasos, y por otro lado podíamos encontrarnos que finalmente el recorrido de los cables no fuese el óptimo, al tener que dejarlo para el final de los trabajos
  2. La instalación de la BDU (la Below Deck Unit, el dispositivo al que se conecta directamente la antena) también era responsabilidad del proveedor. De nuevo esto provoca retrasos, y evita que podamos encontrar la mejor localización para una tirada del cable adecuada
  3. El plano de disposición de las nuevas antenas nos vino dado por el proveedor. Por desgracia, demasiado a menudo el vendedor es más comercial que técnico, y muchas veces no tiene oportunidad de ir a bordo a estudiar in situ la instalación; eso puede resultar a veces en una situación deficiente de las antenas que provoque sombras y mala recepción
  4. Nadie había estudiado cómo solventar el recorrido de los cables por el mástil, principalmente los puntos de entrada de los cables al interior del mástil, y el posterior paso hacia el interior del barco; esta disposición se puede hacer más fácilmente, y mejor, si el suministrador y el instalador son el mismo
Imagen de la instalación de una antena V-Sat con fibra óptica, cortesía de Intellian

Imagen de la instalación de una antena V-Sat con fibra óptica, cortesía de Intellian

Hace unas semanas, al final de este artículo os contamos brevemente todos los aspectos que incluía la instalación de equipos electrónicos: estudio del proyecto (ubicación de equipos, consumo de potencia, red de interconexión entre los equipos…), instalación de cables, antenas y transductores, instalación de los equipos, ajustes y pruebas. Para un trabajo rápido y limpio (y por tanto con menos costes asociados) es muy importante una buena coordinación entre todos esos trabajos, cosa no siempre fácil cuando son varias las empresas implicadas en un mismo trabajo.

¿Tienes alguna consulta que quieras que te resolvamos? ¡No dudes en ponerte en contacto con nosotros!